¡Vamos a comer rico y bien!

La alimentación que mejor nos sienta depende del tipo de metabolismo que tengamos. No nos va a sentar igual el mismo alimento según seamos activos o pasivos. 

Para saber si pertenecemos a un grupo o a otro, hay una serie de comprobaciones que realizamos para averiguar en cuál de ellos os encontráis en este momento.

Si pertenecemos al grupo de los pasivos, nos convienen alimentos que hagan que nuestro sistema digestivo trabaje. 

Si pertenecemos al grupo de los activos, nos convienen alimentos que no lo estresen, sino que lo relajen. 

La forma adecuada de alimentarnos así como beber la cantidad suficiente de agua, permiten que el cuerpo se deshinche, que baje la inflamación y como efecto adicional, que el peso también disminuya, aunque no sea el objetivo principal, se convierte en una consecuencia de una alimentación ajustada para cada persona.

Abrir chat
Solicita info por whatsapp
Pulsa para +info
Cerrar panel